Moviendo obisperos. 16 escándalos por abusos sexuales involucran a miembros de iglesias en Paraguay

Obispos que protegen a curas abusadores, denuncias de acosos sexuales, censuras a medios de comunicación. En 2015, la visita a Paraguay de Jorge Mario Bergoglio, Papa Francisco, no evitó los escándalos con curas y obispos católicos. También hay casos que involucran a la Iglesia Centro Familiar de Adoración (CFA) y a la “Iglesia Nacional”, que reúne curas y obispos católicos expulsados. Bravas recoge los casos publicados en los medios de comunicación de Paraguay donde miembros de las iglesias fueron acusados por abuso o acoso sexual.

1. Cura abusador y director de máster


En la serie Iglesia Oscura, realizada por periodistas de La Nación en 2016 se cuenta la historia de cinco sacerdotes acusados de abuso sexual en Argentina que se refugian en Paraguay. Pero este trabajo fue censurado a pedido de los obispos al propio presidente Horacio Cartes, a cuya familia pertenece el mencionado diario. Allí se contaba, entre otras, la historia de Carlos Richard Ibáñez, sacerdote acusado de abuso sexual a diez niños en la ciudad argentina Bell Ville. En Paraguay, era nada más y nada menos, que director de un master en una universidad privada. El reportaje cobró mayor visibilidad cuando los periodistas denunciaron censura y otros medios publicaron las historias. Incluso el propio diario La Nación, volvió sobre sus pasos y volvió a publicar los contenidos censurados. Leer más.
Carlos Richard Ybáñez entrevistado por un periodista de "La Nación".

2. Abuso, piedrita en la montaña


Silvestre Olmedo, cura de la parroquia San José de la ciudad paraguaya de Limpio, fue acusado de acoso sexual por la Coordinadora de Pastoral Juvenil de la misma parroquia. Alejandra Torres realizó la denuncia a la policía local tras no encontrar apoyo en las autoridades de la Iglesia, a quienes recurrió en primera instancia. Una de esas autoridades fue el arzobispo Edmundo Valenzuela, quien luego escribió una carta que causó mayor indignación: “Debemos cuidar de no hacer de una piedrita una montaña. Esto quiere decir que cuidemos la información de un hecho similar para evitar daños mayores, producidos por la difusión de los medios de comunicación”. Leer más.

3. Acoso en la Universidad Católica


Una alumna de la Facultad de Derecho de Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, María Belén Whittingslow denunció judicialmente por acoso al profesor Cristhian Kriscovich. El hombre, protegido por el poder eclesial, envió 1.600 mensajes de texto a la joven, en los cuales le pedía encontrarse y le decía qué vestir. El hombre es miembro del Consejo de la Magistratura en representación de la Universidad Católica. Admitió el acoso, pero la justicia paraguaya no aceptó los mensajes de texto como prueba y quedó limpio. Ahora le pide millones de dólares a la joven por “dañar su reputación”. Leer más.

4. Una niña de tres años


Sandra Beatriz Solís Espinoza es investigada en un caso de abuso sexual de una niña de tres años en un comedor social al interior de la iglesia Centro Familiar de Adoración en Zeballos Cue, en el Gran Asunción. La autoridad máxima de esta iglesia, el pastor Emilio Abreu, atacó la acusación poniendo en dudas el uso de la Cámara Gessel que fue utilizada para que la niña dijera quién fue “la tía” que le hizo daño y defendió a la acusada diciendo que la niña ya habría sufrido otro abuso anteriormente. Leer más.

Declaraciones de Sandra Espinoza para un canal de televisión.

 

5. Abusos en el obispero


Rogelio Livieres Plano, obispo del Opus Dei de la Diócesis de Ciudad del Este, fue destituido de su cargo por Jorge Bergoglio a raíz de la protección que dio al cura argentino Carlos Urrutigoity, quien estaba denunciado por casos de abusos contra niños. Otro obispo de apellido Livieres, Jorge Livieres Bank, entre 2002 y 2003, fue objeto de 11 denuncias de abuso y acoso sexual en una investigación realizada por el periódico ABC Color. Como el caso no llegó a estrados judiciales, la Conferencia Episcopal Paraguaya lo respaldó.

6. Dos amigos sacerdotes abusadores


Los sacerdotes Gustavo Ovelar y Francisco Bareiro fueron denunciados ante la fiscalía de Villarrica por el sacerdote Zenón Berikani, de la Congregación Oblatos de María, en 2014 por el abuso sexual cometido contra al menos siete jóvenes en esa ciudad. Los curas fueron apartados de su cargo mientras la investigación fiscal proseguía. Los curas intentaron llegar a arreglos extrajudiciales con sus víctimas. Leer más.

7. La primera condena por abuso


Estanislao Arévalos Pedrozo, cura de la Parroquia Divino Espíritu del barrio San Vicente de Asunción, fue sometido a juicio por abuso sexual a dos niños de 13 años en 2013, siendo condenado a seis de prisión. La fiscalía investigó también al Superior de la Provincia Redentorista del Paraguay, padre Vicente Soria, por encubridor. Leer más.

8. Sobreseído por inacción de investigadores


Cecilio Ferreira, cura de la Parroquia San Gerardo de Pedro Juan Caballero, fue denunciado en 2014 por coacción sexual y violación de una niña de 15 años. La fiscalía investigó los hechos, pero finalmente fue sobreseído por “falta de pruebas contundentes”Leer más.

9. Un juicio, mucha presión y una absolución


Teobaldo Velázquez Martínez, sacerdote salesiano, fue absuelto de la acusación de acoso sexual a un niño de 12 años de edad en 2001. El juicio se desarrolló en 2003, cuando había salido a la luz la investigación a un obispo muy importante. El tribunal no tomó en cuenta los testimonios del niño ni de otro testigo que también dijo haber sido abusado por el mismo cura. Leer más.

10. Prisión en la casa


Herminio Abel Casco, cura en Pedro Juan Caballero, fue imputado en 2003 por coacción y estupro, y mantuvo prisión domiciliaria. Abusó de una niña de 14 años. No habría sido condenado. Leer más.

11. Acosando de un lugar a otro


Juan Manuel Martínez, cura de Sociedad del Verbo Divino en la ciudad de Salto de Guairá (Canindeyú al nordeste de Paraguay), fue acusado por acoso sexual a un joven en 2007, siendo apartado de la parroquia que dirigía. Dos años antes, el sacerdote había sido suspendido por la diócesis del Alto Paraná y Canindeyú, tras acosar a tres jóvenes. Leer más.

12. Ocho años de cárcel


Juan Andrés López Sosa, sacerdote de la capilla San Antonio de Padua, del barrio Remansito en Ciudad del Este, Alto Paraná, fue sentenciado a ocho años de cárcel en octubre de 2003, por abuso sexual contra un niño, hecho ocurrido en el año 2000 en esa ciudad. Leer más.

13. Oparei


En guaraní se utiliza el dicho “Oparei” cuya traducción al español sería “terminó sin más”. Es el caso de Mario Sotelo, sacerdote de la parroquia Sagrados Corazones de Juan León Mallorquín, denunciado ante la fiscalía y la diócesis de Ciudad del Este en 2010 por abuso sexual a un adolescente de la ciudad de Juan León Mallorquín en 2008. No hay indicios de que el caso haya llegado a juicio. Leer más.

14. El arzobispo hizo la denuncia ¡ocho años después!


Gumercindo Caputo Segovia es el primer y único sacerdote diocesano que fue denunciado por el propio arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela. Pero la denuncia fue realizada por la iglesia ocho años después de los hechos. Caputo Segovia fue imputado por la fiscalía por abuso sexual a dos niños, hechos ocurridos en la parroquia Virgen del Carmen de Villa Elisa, en 2008. La denuncia recién se realizó en 2016. Leer más.Imagen: gliphos

15. Un abusador de la Iglesia Nacional


Reinaldo Servín Vera tenía orden de captura por abuso sexual en niños en Caaguazú. Usaba sotanas, hacía bautismos, casamientos y demás servicios religiosos a domicilio en la ciudad de Capiibary, departamento de San Pedro. El 25 de junio de 2017 fue detenido por la policía paraguaya. Reinaldo es sacerdote, pero no es reconocido por la iglesia católica. Pertenece a la Iglesia Nacional, una nueva organización religiosa que tiene referentes en varios países de Latinoamérica y reúne a ex sacerdotes y ex obispos de la iglesia católica. En esta iglesia se visten y usan las mismas sotanas y simbologías de la iglesia católica. Tienen a su principal referente en Brasil. Leer más.

Reinaldo Servín Vera asistiendo en bautismo.

16. A Dios rogando y en la tierra, abusando


Adriano Luciano Da Silva pastor de la Iglesia Evangélica residía en el barrio 15 de Agosto del kilómetro 5 de Salto del Guairá, departamento de Canindeyú, en la frontera con Brasil. Una niña de ocho años fue su víctima. Da Silva predicaba “la palabra de un creador todopoderoso”, pero abusó de una niña que relató las torturas a las que era sometida de manera reiterada. El Consejo de la Niñez de la Municipalidad presentó la denuncia a la Fiscalía, que ordenó su detención. Leer más.

El presidente Horacio Cartes besa la mano del Papa Francisco durante su visita a Paraguay en 2015. Foto: Presidencia de Paraguay

COMIC
AGENDA FEMINISTA
ÍNDICE
Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb
30
31
1
2
3
4
5
 
 
 
6
7
8
9
10
11
12
 
 
 
 
 
 
 
13
14
15
16
17
18
19
 
 
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2